From YourSITE.com

Legislación
Aborto en México
By Rebeca Reynoso
Mar 30, 2007, 13:05

La pregunta que nos llega más frecuentemente a la página web es: “¿Cuántos abortos se hacen anualmente en México?”. La respuesta es: No se puede saber ya que los abortos son clandestinos. La segunda pregunta que frecuentemente se hace es: “¿Cuántas mujeres mueren al año por aborto?”. La respuesta oficial es que en los Hospitales públicos mueren alrededor de cien mujeres al año por aborto. En marzo del 2007, el secretario de Salud, José Ángel Córdoba Villalobos, minimizó el tema del aborto, al señalar que no es un problema de salud grave, pues dijo que sólo hubo 88 muertes maternas en el 2006 por esta causa.
"Son muertes que no deberían suceder, pero hay muchas otras enfermedades que representan un riesgo mayor.

“¿Entonces el aborto no es un problema de salud grave en México?”, le preguntaron.
Y contestó: “Ustedes pueden hacer una comparación. Cerca de 2 mil personas mueren de tuberculosis en México”. (Eluniversal.com.mx)


La legalización del aborto siempre se ha hecho a través de grupos de presión que no retroceden ante las grandes mentiras si con ello logran su fin. Así, por ejemplo, en México, un grupo feminista que recibe subvenciones del extranjero dice que cada año se dan un millón de abortos. Un cálculo rápido demuestra lo absurdo de tal cifran. Sobre una población de 100 millones de habitantes, cerca de 50 millones son mujeres, de las cuáles el 20% tiene menos de 15 años y el 40% más de 40 años, lo que supone aproximadamente 20 millones de mexicanas en edad de procrear. De esos 20 millones, el 67% usan anticonceptivos o están esterilizadas (12 millones: datos CONAPO). Los datos señalados —de ser verdaderos— implicarían que sobre 8 millones de mujeres, un millón debería de abortar cada año.

Se engrozan los datos para conseguir más fácilmente la legalización del aborto. Pueda ser que en México se lleven a cabo 100 mil abortos al año; sin embargo, si se legaliza, aumentará diez veces más como sucedió en los Estados Unidos y Francia. En España, con su despenalización, el aborto ilegal o clandestino quedó en los mismos números, y el legal aumentó considerablemente.

Según el exjefe de Salud Reproductiva de la Secretaría de Salud, 23 millones de mujeres en el país están en edad reproductiva, de las cuales tres millones se embarazan cada año, si transcurriera esto con normalidad, nacerían 2 y medio millones de bebés anualmente (Seminario-Debate de la Escuela Nacional de Trabajo Social, 29 de septiembre del 2000). Añadió que en 1991 las muertes maternas por aborto y sus complicaciones sumaban el 18.58% del total de fallecimientos, mientras que en 1999 el número se redujo al 3.17%. El Dr. Raúl González, internista del Centro Médico Nacional la Raza, informó que entre el 25% y el 45% de mujeres tienen abortos espontáneos o inducidos por deficiencia de progesterona, sífilis, diabetes, estrés (que libera adrenalina, que puede tener un efecto abortivo), deficiencias hormonales, consumo de fármacos, daños en el producto o problemas de salud de la madre.

Si el feto humano fuera parte del cuerpo de la mujer no tendría un corazón propio ni podría tener un sexo distinto del de la mujer.

Las reformas legislativas promovidas por Rosario Robles violan los artículos 14 y 22 de la Constitución Mexicana. El artículo 14 establece que nadie puede ser privado de la vida, sino mediante juicio seguido ante los Tribunales previamente establecidos. ¿Quién le va a hacer un juicio a un niño inocente? nadie, pues no es culpable de haber sido concebido. El artículo 22 prohibe la pena de muerte a excepción del traidor a la Patria, el parricida y el homicida que mata con premeditación, alevosía y ventaja. ¿Acaso el niño recién concebido es un traidor a la Patria?... No, evidentemente, entonces, sería una injusticia darle pena de muerte. LAS LEYES ESTÁN PARA PROTEGER A TODOS, ESPECIALMENTE A LOS MÁS DÉBILES.

En los países en que el aborto se ha despenalizado, el número de abortos clandestinos siguen siendo el mismo, porque aunque sea legal, muchas mujeres quieren ocultarlo, y en cambio el número de abortos legales aumenta considerablemente.

EN TODO EL MUNDO: según el informe anual del año 2000 del Fondo de Población de la ONU cada año se llevan a cabo:
50 millones de abortos (10 millones en China)
20 millones son practicados en condiciones de inseguridad
Mueren 78 mil mujeres al año por aborto A NIVEL MUNDIAL.

EN TODO EL MUNDO se realizan de 40 a 60 millones de abortos anualmente, se estima que 20 millones son inseguros .
La OMS estima que por lo menos 80 mil mujeres mueren cada año y muchas más experimentan problemas físicos o mentales de por vida .
Las complicaciones de los abortos inseguros son una de las causas principales de muerte materna, correspondiendo casi a un 13% de las 600 mil muertes maternas estimadas que se producen cada año (OMS, 1998).

El folleto de Adrienne Germain y Theresa Kim titulado “Incrementando el acceso al aborto seguro: Estrategias para la acción” (NY 1999) dice: “Un examen detenido de las leyes y reglamentos puede revelar formas de evadirlos según las cuales el aborto seguro puede ser proporcionado, incluso en lugares donde las leyes son restrictivas” (p. 11). Y explica como en Bangladesh el aborto se disfraza con el nombre de servicios de regulación menstrual y que un debate público sobre el aborto podría poner en riesgo esos servicios (p. 17)

En un estudio reciente financiado por el gobierno de Finlandia, confirmó que las mujeres que se someten a un aborto, corren cuatro veces más riesgo de morir que las que continúan su embarazo y dan a luz. El estudió tomó en cuenta más de 9 mil casos y concluyó que las mujeres que abortan tienen cuatro veces más probabilidades de morir en el transcurso del año siguiente, que aquellas que tuvieron a sus bebés.

En otro ESTUDIO (99-00) se vio que en embarazos por violación:
69% de las mujeres dio a luz
29% abortó
1,5% sufrió aborto espontáneo
De las que dieron a luz (69%), ninguna se arrepintió.

Los sentimientos de la mujer hacia el niño durante el embarazo mejoran y reconocen que el niño es una víctima inocente. Más del 80% explícitamente expresó felicidad por haber dado a luz un hijo.
De las que abortaron (29%):
2% dijo que no sintió remordimiento.
11% no quiso hablar al respecto.
2% no están seguras de haber hecho bien.
7% expresaron remordimiento.
78% se arrepintieron de haber abortado.

De las mujeres violadas que abortaron, el 93% aseguró que el aborto no
solucionó sus problemas.

Las consecuencias psicológicas y físicas de un aborto pueden ser las siguientes:
Psicológicas: las mujeres sufren de remordimientos y de culpa, cambios repentinos de humor, síndrome del Aniversario, problemas de identidad sexual (psiquiatra Jesús Poveda), depresiones, pesadillas... Al 52% de las mujeres encuestadas les molesta ver mujeres embarazadas. El 45 de ellas daría marcha atrás si pudiera. En el 50% de los casos, la relación de la pareja termina.
Físicas: Probable esterilidad, alteraciones en el ritmo cardiaco o en la presión arterial, migraña, trastornos en el aparato digestivo, hemorragias.

Vayamos ahora a la Biblia. El libro del Deuteronomio dice: “Maldito (es decir, que debe morir a manos del pueblo) quien reciba dones por condenar a muerte a un inocente” (Deut 27,25).

“No generan miseria aquellos que educan a las personas para la fidelidad y el amor, para el respeto a la vida y la renuncia, sino los que nos disuaden de la moral y enjuician de manera mecánica a la persona: el preservativo (condón) parece más eficaz que la moral, pero creer posible sustituir la dignidad moral de la persona por condones para asegurar la libertad, supone envilecer de raíz a los seres humanos, provocando justo lo que se pretende impedir: una sociedad egoísta en la que todo el mundo puede desfogarse sin asumir responsabilidad alguna. La miseria procede de la desmoralización de la sociedad, no de su moralización, y la propaganda del preservativo es parte esencial de esa desmoralización, la expresión de una orientación que desprecia a la persona y no cree capaz de nada bueno al ser humano” (Benedicto XVI, Dios y el mundo, p. 407).

El “aborto seguro” no existe. ¿Cuándo se habla de un asesinato seguro? Aún en las mejores condiciones, se han presentado complicaciones al realizar eL aborto: infección, hemorragia, embolia pulmonar, complicaciones anestésicas...

El aborto tiene que ser siempre ilegal pero no necesariamente penado. Los derechos fundamentales tienen que ser los mismos para todos. Si el aborto se acepta, se le está retirando un derecho básico a un ser humano: El derecho al aborto implicaría que otra persona no merece derechos, y que se da pena de muerte sin juicio a un ser indefenso.

Una señora quería abortar. Le preguntaron:
“¿Qué necesita para no abortar?”.
Contestó: “apoyo, además, soy drogadicta”.
Se le ayudó y ahora su hijo es la primera razón que tiene para vivir.



© Copyright by YourSITE.com